domingo, 18 de diciembre de 2011

Blanca.

Yo me enamoré, tanto, que las canciones de amor se quedan cortas. Todo el mundo se enamora alguna vez, y yo, yo me enamoré de ti. Me enamoré de tus detalles, de tu sonrisa. Me enamoré del mes de octubre, de nuestras noches, de tu ternura. Me enamoré de tantas cosas que nunca lograré recordarlas todas. Me enamoré de tus manos, de tus besos, de nuestros planes, de cada día doce. Pero debemos aprender que el amor es algo tan grande que nunca lo podremos imaginar. Algunos dicen que el amor es eterno, y yo no dudaría en decirte ahora mismo que te quiero. Porque te quiero y te querré siempre. Me enamoré de los paseos, de los sitios que íbamos. Me enamoré de los besos en el cuello, de las noches sin soltarnos, de todas las tardes que hemos pasado juntos. Recuerdo todo, desde el principio hasta aquí, lo mágico que es. De cuando me dices que me quieres y que siempre, siempre estaremos juntos. Y si alguna vez esto termina, supongo que empezaré a planear mi mundo quitando la palabra "amor". Que, ¿por qué he borraría esa palabra de mi diccionario? Por que sólo la podría utilizar contigo.

No hay comentarios:

Publicar un comentario