lunes, 12 de diciembre de 2011

Tu y yo.

Era a estas horas, pensé que valdría la pena intentarlo. Pensé que querría pasar contigo los momentos más bonitos de mi vida. Quería compartir la felicidad, nuestra felicidad. Días contigo, noches irrepetibles, momentos en los que no necesitaba nada más que no fueses tú. 61 días. Soy lo que soy, por que tú eres así conmigo. Hemos perdido el miedo. Te amo. Hemos sabido dar cada paso adelante. Eres mi vida. Solamente tu, solo tu. Lo más grande. No queda un rincón donde no mandes tú, que es tuyo este corazón. Sólo en tus brazos me siento feliz. Tu eres la razón de mi sonrisa. Orgulloso, hoy más que nunca, por tenerte, por quererte, por que eres mi mitad. Esperando para volver a verte, contando los días para volver a tenerte. Aquí estoy yo, lo que quieres, tienes una razón para sonreír, para ser feliz, como nadie en este mundo.

No hay comentarios:

Publicar un comentario