domingo, 15 de enero de 2012

DOCE.

Hemos reído, hemos llorado, hemos pasado muchos momentos inolvidables en nuestra vida. Gracias por estar aquí, eres especial. Sentí frío y tú me abrigaste, caigo y tú me levantas. Y a mi vida le diste una sola dirección. Gracias a ti, hoy soy feliz. Cuando llegaste aprendí a vivir. Eres mi vida, mi todo. Gracias por todavía seguir aquí, gracias por ser esa parte de mi vida, sabes que eres muy especial.

No hay comentarios:

Publicar un comentario