viernes, 24 de febrero de 2012

Deshacer la cama y meternos bajo el edredón.

Si bien me conoces, sabrás que te querré dar una sorpresa cada Martes. O cada Jueves cuando salgas por la puerta de tu instituto. Para volver a verte, para volver a ver tu sonrisa, porque no puedo vivir sin ella. No puedo vivir sin ti. Supongo que sabrás que me encanta el paseo que damos hasta casa, cuando nos tumbamos en la cama, y nos dejamos llevar por nuestros sentimientos. Cuando me miras, me sonríes, y te susurro que te quiero, que te quiero sólo a ti. "Pintaremos de color aquellos días grises" ¿Te acuerdas? ... A veces pienso que la vida sin ti no sería vida, y que moriría cada día por quererte un poco más. Y es que amor en la vida, sólo hay uno... Y tú, eres el mío.

No hay comentarios:

Publicar un comentario