domingo, 8 de julio de 2012

Hola, buenos días de nuevo.

Volvemos a despertar juntos, volvemos a compartir la misma almohada, las mismas posturas, el mismo sueño. Me encanta despertar en mitad de la noche y abrazarte, o que te despiertes y te pongas a molestarme haciendo tonterías. Es algo bonito, precioso. Algo que marca en la vida. Dormir con quien más quieres, dormir con la persona que deseas que lo haga noche tras noche. Dormir contigo. Y puede hayamos pasado calor o frío en alguna de esas noches, pero te aseguro, que nunca he sentido ninguna sensación parecida a la de todas esas noches. Me haces especial. Te hago única.

No hay comentarios:

Publicar un comentario