jueves, 29 de diciembre de 2011

La bonita sensación de despertar y que seas lo primero en ver.

No hay día que no me hagas sonreír. Que pueda llorar de felicidad, de quererte hasta morir. Y si que creo en el amor, creo en ti. Creo poder amar hasta morir, de querer hasta doler. Y con doler, me refiero a que me duele estar sin ti. De esta poca distancia que nos separa cada día. Espero hasta el último segundo, hasta que te vas, espero hasta que el tren se marcha, y te veo por la ventanilla. Espero llorando, pero te espero. Ha sido un bonito despertar, y que tú hayas sido lo primero que haya visto en el día. Con esa sonrisa, esa perfecta sonrisa que te define. Podría pasarme toda la noche en vela, recordando que tu eres lo mejor que tengo, lo mejor que podría tener. Me encantas, me encanta descubrir cada día un rincón secreto de tu cuerpo. "Siempre tuyo, amor."

miércoles, 21 de diciembre de 2011

Te amo ∞

Nos encontramos aquél día, y ya estábamos hechos para querernos. Porque tu brazo encajaba perfectamente en mi hombro. Porque nuestros pasos quedaban muy bien en este otoño. Y era normal, ese día te encontré, y me obsesioné. Por ti, por esos ojos. Nunca me faltaron sueños. Ni tampoco ilusión. Alguna vez pensé en rendirme, para qué negarlo. Pero llegó uno de esos días, me hablabas de música y besos. Y entonces volvía a soñar. Sabía que tú y yo estábamos hechos para enamorarnos, como solía planear. Y aunque me cueste convencerme de que ya estoy a tu lado. Y aunque en cada beso nos dejemos la vida. Seguirán pasando los días con ganas de verte. Y darte esos besos que tanto me gustan. Y preguntarme si piensas tanto en mí, como yo pienso en ti.

martes, 20 de diciembre de 2011

Porque hoy estoy a tu lado.

Fue un momento en el que decidí no pensar, un impulso reprimido durante muchos largos días, un riesgo que decidí correr. Una locura, una ida de olla total, podría ponerle cualquier nombre, pero el que más le define es: "Lo mejor que he hecho en mucho tiempo". Y aún sabiendo el después, lo volvería a hacer. Porque fue contigo, porque fue por ti.

domingo, 18 de diciembre de 2011

Blanca.

Yo me enamoré, tanto, que las canciones de amor se quedan cortas. Todo el mundo se enamora alguna vez, y yo, yo me enamoré de ti. Me enamoré de tus detalles, de tu sonrisa. Me enamoré del mes de octubre, de nuestras noches, de tu ternura. Me enamoré de tantas cosas que nunca lograré recordarlas todas. Me enamoré de tus manos, de tus besos, de nuestros planes, de cada día doce. Pero debemos aprender que el amor es algo tan grande que nunca lo podremos imaginar. Algunos dicen que el amor es eterno, y yo no dudaría en decirte ahora mismo que te quiero. Porque te quiero y te querré siempre. Me enamoré de los paseos, de los sitios que íbamos. Me enamoré de los besos en el cuello, de las noches sin soltarnos, de todas las tardes que hemos pasado juntos. Recuerdo todo, desde el principio hasta aquí, lo mágico que es. De cuando me dices que me quieres y que siempre, siempre estaremos juntos. Y si alguna vez esto termina, supongo que empezaré a planear mi mundo quitando la palabra "amor". Que, ¿por qué he borraría esa palabra de mi diccionario? Por que sólo la podría utilizar contigo.

miércoles, 14 de diciembre de 2011

Jorge.

Hace 18 años nació la persona que un día cambiaría mi vida, la forma de ver las cosas. Y es que son muchos momentos los que hemos vivido juntos, ya sea la hora que sea, y en cualquier época. Que para mi eres más que un amigo: un hermano. Ya me puedes ver mal, que ahí vendrás tú y me harás reír, e incluso llorar de la risa. Que ya ves, nos conocimos ya hace años, cuando éramos unos críos, y sin embargo hoy, ya no somos tan pequeños como entonces. Veranos, inviernos, otoños, primaveras... ¡Da igual! Si siempre lo pasamos juntos. Por esas tardes, esas noches muertas en "nuestra" fuente, o ya sea de fiesta. Por que siempre has estado, y estarás, por que sin ti no seria igual. Por que me echas una mano cuando la necesito, y aquí estabas tu, cuando ya no quedaba nadie... Y por todo eso, darte las gracias, por ser como eres, por verte crecer, a mi lado, y al lado de nosotros tres. En un par de semanas lo celebraremos como toca, y en un poco mas de un mes lo acabaremos de rematar. ¡Felices 18!

lunes, 12 de diciembre de 2011

Tu y yo.

Era a estas horas, pensé que valdría la pena intentarlo. Pensé que querría pasar contigo los momentos más bonitos de mi vida. Quería compartir la felicidad, nuestra felicidad. Días contigo, noches irrepetibles, momentos en los que no necesitaba nada más que no fueses tú. 61 días. Soy lo que soy, por que tú eres así conmigo. Hemos perdido el miedo. Te amo. Hemos sabido dar cada paso adelante. Eres mi vida. Solamente tu, solo tu. Lo más grande. No queda un rincón donde no mandes tú, que es tuyo este corazón. Sólo en tus brazos me siento feliz. Tu eres la razón de mi sonrisa. Orgulloso, hoy más que nunca, por tenerte, por quererte, por que eres mi mitad. Esperando para volver a verte, contando los días para volver a tenerte. Aquí estoy yo, lo que quieres, tienes una razón para sonreír, para ser feliz, como nadie en este mundo.

martes, 6 de diciembre de 2011

¿Qué más pides tú?

Después de querer, viene amar, es el siguiente escalón, no pidas más, es automático. ¿Pido demasiado? Tan sólo quiero una vida contigo, para vivirla a tu lado, dos besos de cada mañana, y un "descansa" cada noche. ¿Te atreves a ser feliz conmigo? Tan sólo te diré que borraré todos aquellos días grises. Y los pintaré de colores. Quiero tu mano para caminar por esta vida, tus ojos, para fijarme en el reflejo que dejan sobre tu cara. Te quiero a ti.